Text

Piel de madera

El título elegido hace alusión al soporte que llevo utilizando más de una década, la madera, que con sus vetas, recrea la piel de los personajes con bastante facilidad.

La utilización de este soporte junto a un dibujo preciso, el uso de colores vivos y la búsqueda de la belleza formal en los personajes elegidos ayuda a crear un estilo propio, que hace fácil reconocer la obra.

Los personajes elegidos reflejan a gente de etnias distintas, con mezcolanza de razas, ambigüedad mestiza y ambigüedad hombre-mujer. Rasgos que definen bien este mundo cosmopolita en el que habitamos. “Basta ya de levantar fronteras”, esta mezcla de razas y de culturas nos enriquecen como seres humanos.

Piel de madera representa una ensoñación hacia el mundo femenino, analizando nuestra naturaleza humana, atractiva y compleja como pocas. Utilizo primeros planos y planos medios como parte de nuestra cultura contemporánea, influenciada por la imagen, el cine y la televisión.

Juan Hernández.

He cerrado los ojos para ver

Inagotables, un torbellino de imágenes invaden mi mente, me asaltan desde las páginas de periódicos y revistas, vallas publicitarias, espectáculos, edificios, medios de transporte, programas de televisión Todas ellas son el reflejo de una omnipresente aunque infravalorada cultura popular que yo reivindico, pues cada una de estas manifestaciones me parece pieza imprescindible dentro del complejo entramado que llamamos realidad. En ese sentido, entiendo que el término pop pueda ser una etiqueta que le siente bien al conjunto de mi obra, y cualquier generoso guiño que quieran hacerme los demás será siempre bienvenido.

Artistas de cine, modelos de pasarela, músicos o deportistas de élite suelen ser el blanco de mis dianas, pero también personajes secundarios en la esfera pública, o amigos y miembros de mi familia (Ana, Adrián y María). La línea clara y bien perfilada es suficiente a la hora de compartir unas imágenes que resultan atractivas para todos, como lo es el hierro para el imán.

Diosas y reinas fue el título de mi anterior exposición. He cerrado los ojos para ver , y The Look son una prolongación de la misma temática y representan mi admiración hacia el mundo femenino en general, como amplio representante de nuestra naturaleza humana, atractiva y compleja como pocas. Una mirada interior, profunda, ausente y concentrada que sea capaz de refejar nuestro propio yo, que nos haga adentrarnos en la obra y pueda provocarnos una sensación inquietante o de desasosiego, pero que a la vez sirva de ensoñación y provoque la contemplación como un ejercicio que de pie a varias interpretaciones.

Mariposas, pájaros, flores, pero también un crucifijo enorme transportado en un SEAT 600, ésta es una historia verdadera de los años 60 en Zamora que me contó un familiar que recorrió 30 km en compañia del cura del pueblo, cruzando toda la ciudad para llevar a restaurar el Cristo, ante la mirada atónita de los viandantes.

Dibujar es una tarea tan fundamental en mi vida como el instinto de cubrir las más elementales necesidades. Me gustaría que mis obras despierten en quienes vengan a contemplarlas unas emociones similares a las que yo he vivido con ellas al componerlas.

Juan Hernández

IVE CLOSED MY EYES TO SEE.

Never ending, a whirl of images overcome my mind, Im plagued by them from the newspapers and magazines pages, billboards, shows, buildings, means of transport and TV programmes

All of them are the reflection of an omnipresent, although undervalued popular culture, which I claim since I think each of these expressions are essential pieces inside the complex structure which we call reality. In this way, I understand the term pop can be a label which suits my whole work properly, and any generous comments which people would do to my work would be welcome.

Film stars, catwalk models, musicians or top-class sportsman/woman are usually my targets, but also secondary people from the public sphere, or friends or members of my family (especially Ana and Adrian). The clear and well-shaped line is enough when we share some images which hold an attraction for all, as the iron fells attracted by the magnet.

GODDESS AND QUEENS was the title of my former exhibition IVE CLOSED MY EYES TO SEE and THE LOOK are an extension on the same theme and its shows my admiration for the feminine world in general as a wide representation of our human nature, attractive and complicated as few. An inner, deep, absent and concentrated look, which would be able to reflect our own ego, which makes us deepen in the work and may cause a disturbing feeling, an uneasiness, but at the same time it helps us as a daydreaming and causes us to the observation as an exercise which leads to different interpretations.

Butterflies, birds, flowers, but also a huge crucifix carried on a Seat 600. Any image fits in the task I have set myself: to bring closer to others the handful of emotions which they (and many others) continually aroused in me.

Drawing is such a fundamental task in my life as the instinct to cover the most elemental necessities. Id like my works cause, to whom come to look at them, similar emotions to the ones Ive lived when working on them.

Juan Hernández.